fbpx

¿Cuándo un auto eléctrico costará lo mismo que uno a combustión?

No es un secreto que muchas personas desean comprarse un auto eléctrico, pero su costo no está dentro de sus capacidades económicas. Uno de los principales causantes de esta situación es el precio de la batería. Expertos indican que en los próximos años viviremos una verdadera revolución tecnológica para abaratar esta fuente de energía y el precio de un coche eléctrico.

Los costos de las baterías están relacionados con la capacidad instalada para producirlas, y su respectiva demanda. Mientras más crezcan estas variables, más se abaratarán las baterías, y por tanto los vehículos eléctricos.

Así, la capacidad anual de baterías fue de 806 GWh en el 2021, y se prevé que aumente a 4,151 GWh hasta el 2030. Mientras que las firmas automotrices requerían en el 2020 una capacidad total de 141 GWh, esta cifra fue más que satisfecha en 2021, cuando se alcanzó los 297 GWh.

La buena noticia es que esta tendencia está impactando fuertemente en los precios de las baterías. El historial de costo de los últimos 11 años muestra una reducción total del 89% por kWh. En el 2020 el kWh tenía un valor de 1,220 USD, en el 2021 este mismo kWh tuvo ya un precio de 132 USD. La introducción de nuevas células y diseños innovadores de paquetes de baterías, también fueron claves en la reducción del precio.

El 2022, en cambio, ha sido un año muy desafiante para las industrias que ha imposibilitado continuar con la caída de precios. La inflación, la guerra en Ucrania y los confinamientos en China a inicio de este año han incrementado los costos de las materias primas de las baterías, motivo por el que a finales del 2022 el precio del kWh terminará en 135 USD.

La meta de los fabricantes es llegar a los 100 USD/kWh hasta el 2024, un objetivo muy ambicioso bajo las circunstancias globales actuales. Por este motivo, las marcas automotrices como Tesla, VW, GM y el Grupo Stellantis (Peugeot, Citroën, Opel, DS y Vauxhall) apuestan a los componentes químicos de menor costo y buena densidad energética, como, LFP (Litio-Ferrofosfato) y NCM (Níquel-Cobalto-Manganeso). Con ello esperan bajar los costos de sus baterías entre el 40% y el 50% hasta el 2026.

Una vez que el efecto inflacionario y los estragos logísticos causados por la pandemia hayan sido superados, se espera que el precio del kWh reinicie nuevamente con la tendencia a la baja en el 2023.

El aumento de producción, la aplicación de nuevos materiales, una mejor densidad energética y mejores diseños de paquetes de baterías con plataformas innovadoras llevarán el precio del kWh a 59 USD en el 2030, y a tan sólo 45 USD en el 2035, por lo que se espera que la diferencia de precio entre un auto eléctrico y uno a combustión será mínima a partir del 2025.

Deja un comentario

Tendencias

 

La venta de autos eléctricos en Ecuador crece en un 80%

Los vehículos eléctricos están convenciendo a los ecuatorianos, eso al menos, lo confirman las cifras de enero a octubre del 2022. En lo que va del año ya se han comercializado más autos de esta categoría que en todo el 2021.

Guía de Compra

Testimonios de Propietarios

Expertos opinan

¿Te podemos ayudar?

Envianos tus consultas o comentarios